Incentivos por los que nos llamaron locos

Vuelve el incentivo y lo hace por la puerta grande. Nos encanta imaginar nuevos mundos y crear actividades que a priori, escapen de la idea inicial del cliente. Creemos que el factor sorpresa es básico en este tipo de dinámicas, tanto para los responsables de la organización como para los invitados o empleados que acudan a las jornadas. Islands--5

Los «típicos» viaje de incentivo para empresas han tocado fondo: Viajes todo incluido, crucero por los fiordos o incluso unos días en la playa de relax… Eso no es un incentivo, simplemente es un premio o un bonus. Para nosotros la parte emocional y motivadora del evento de incentivo debe ser la pieza clave para impulsar a la plantilla a querer más. Todo ello se puede combinar con actividades de grupo para que se interiorice que lo han conseguido unidos, remando todos a una.

DINÁMICAS POR LAS QUE NOS LLAMARON LOCOS

«No espere a que le den una oportunidad, la que tiene entre manos es la buena». Esta sería una buena frase para definir como ideamos nuestros incentivos o jornadas de grupo. Absolutamente cualquier tema puede ser trabajado con rigor, por divertido que sea. Eso es lo que nos gusta hacer, convertir «hilos conductores» en producciones completas, con historia.

4Cada día que pasa en nuestra oficina es una grandiosa oportunidad para idear nuevas tendencias, siempre depende de lo atrevido que sea el grupo y la predisposición de los asistentes a formar parte de la historia. Para esta nueva temporada (2017) hemos desarrollado eventos para empresas como por ejemplo: Las Aventuras de Tintín, un incentivo-Tea Building que simula las aventuras de este intrépido detective. También creamos una dinámica basada en un Ataque Cibernético global en el que los clientes deben cooperar para poder definir una estrategia para salvar al mundo.

COMBINADO, ES MEJOR.

EventosenBarcoDosificar es la clave. Hacer sentir al invitado que todo es un juego lo más real posible pero que tendrá su descanso merecido, gastronomía acorde y sobretodo un rato distendido con sus compañeros y amigos. Es importante la parte en el que el empleado asimila lo que ha ocurrido durante el día y piensa en como puede aplicarlo a su empresa o familia, también valora el esfuerzo que la marca ha puesto en que todo saliera de manera tan redonda. (Sobre esto siempre encontraremos al típico «hater», pero no podemos luchar contra ellos ;)).
Por lo tanto, bajo nuestro prisma, la parte de ocio debe ser proporcional a la de actividad en grupo, equilibrar la balanza.

¡Buen incentivo!

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *