Del voluntariado corporativo a los eventos responsables

El voluntariado corporativo ha resultado ser una de las mejores opciones para las empresas que quieren implicarse en motivos sociales, pero no tendría que ser el objetivo final, sino un primer paso para llegar a los eventos responsables.

Voluntariado Corporativo: origen y funciones

El voluntariado corporativo se basa en una colaboración entre una empresa y una entidad social, en el que la primera hace una donación o aporta una ayuda a la segunda. Su origen está en el voluntariado particular, el que hacen las personas individualmente. Siempre se ha dicho que quien ayuda muchas veces recibe más a cambio que el ayudado, y eso quisieron adaptar las empresas.

Cuando decidían apostar por eventos en los que invertían presupuesto les faltaba la parte más “social”, y de ahí nació el voluntariado corporativo. Así mientras se trabajaba networking interno y externo se mostraba una imagen de la empresa más personal, más íntima, concienciada con los problemas reales.

El problema está en que eran acciones puntuales, y muchas veces no estaban relacionadas con el resto del evento. En ese punto se buscó una solución en la que, además del voluntariado corporativo, se trabajase de una forma más global.

Eventos responsables: el verdadero objetivo final

La solución se encuentra en los eventos responsables, algo que va mucho más allá del propio voluntariado corporativo. Es un win-win tanto para empresas como para entidades sociales, pero, obviamente, hay más trabajo por parte de ambas partes.

Ya no es una colaboración puntual económica, ya no se pueden casar con todas las causas ni las entidades con todas las empresas. Se tiene que apostar por uno (o al menos un mismo estilo) y trabajar en ello para conseguir eventos totalmente responsables.

¿De qué estamos hablando? Pues por ejemplo, si se trata de una colaboración entre una empresa X y una entidad que está basada en el reciclaje, todos los elementos del evento tienen que ir en la misma línea. Olvídate de los materiales no reciclables, y de gastar mucha agua. Preferiblemente serán eventos en naturaleza o lugares abiertos, y se aprovechará el tiempo para concienciar sobre la importancia del reciclaje.

Y así con cualquier temática. Porque de esta manera se asociará directamente la empresa con la causa.

¿Qué te parecen los eventos responsables? ¿Por qué tipo de entidad apostarías?

Dejar un comentario