Gracias COVID. ¡Ya estamos listos! Arrancamos.

Siempre hay motivos para dar las gracias, si no fuera así es que no habríamos aprendido nada, y sin duda, nosotros si lo hemos hecho. Muchos dicen que queda un largo camino, nosotros NO lo creemos así. Estamos convencidos de que se trata de recorrer OTRO camino, mucho más interesante, sensato y esperemos que igual de apasionante.

La primera fase es no centrarse en un pasado repleto de datos impuestos que han (Y siguen) removiendo el sector, unos datos que aunque no lo parezca, también tienen puntos positivos, como por ejemplo, volver a un sector más limpio, fuerte y sin una competencia desleal que era de las más crecientes. (“Si no eres zapatero, no hagas zapatos. Reinventate, pero no me encargues a mi unos zapatos y digas que eres el mejor zapatero”). Por cierto os dejamos el enlace de la agencia catalana de turismo en el que podréis ver dichos datos.

¿Qué podemos aprender de todo esto? La verdad es que TODO. Siempre hemos sido apasionados de los RESETS y esta puede ser una oportunidad de oro. Reset en el sentido conceptual de la palabra, ya que nunca hemos dejado de estar, pero a veces un STOP nos hace pensar más de lo debido y eso siempre es bueno.

  • PRIORIZAR: Antes del parón forzado ya escogíamos proyectos y eventos de nuestros clientes que nos hicieran crecer, pero aún más vamos a centrarnos en lo que realmente nos motive, ya que solo de esa forma nos permitirá ser consecuentes con el resultado final y seguir con la pasión del día a día. Este parón, aunque suene desafortunado, será una gran purga de clientes, proveedores y competencia, es por ello que mantener el foco es más importante que nunca.
  • MÁS NO QUE NUNCA: Creemos que la propia vuelta a la rueda ya provocará esa situación en nuestra forma de acoger proyectos, pero ahora más que nunca apostaremos por el no. NO a aquellos clientes que no valoren los proyectos, NO aquellas agencias que quieran aprovecharse del trabajo ajeno, NO a proveedores de servicios inútiles que hagan perder tiempo de inspiración. Es duro y suena duro, pero solo así reforzaremos aún más nuestro FOCO.
  • MÁS VIVENCIAL: Lo hemos vivido en nuestras carnes. Un evento por cualquier plataforma de Streaming es soso, triste y en muchas ocasiones poco eficaz. (¡Ojo! No confundir con reuniones de trabajo). El ser humano está creado para conectar, pero conectar de verdad, sin esa conexión no hubiéramos durado ni una década en las cavernas. Es por ello que nuestra vuelta apostará aún más por eventos en los que se viva, disfrute, ria, avance, conecte y que provoque sensaciones especiales en cada uno de los asistentes.

Ahora es tiempo de volver, el luto ya pasó. Quizá no volver físicamente, pero si prepararse para un regreso especial y hacerlo como siempre de forma que nos haga crecer. Ya pensando en nuestros proyectos de vuelta de verano, y como dice la canción Wake me up when September ends… Nuevas tendencias, eventos experienciales y una cartera de proveedores más reforzada que nunca. Y que decir de las ganas… ¡Supervitaminadas!

El panorama ha cambiado, ahora hay que remar con él. La forma en la que las empresas realizan los eventos dará un giro, seguramente progresivo, hacia un acercamiento a la esencia, raíces y las experiencias que ayuden a cada trabajador a mejorar en su día a día, escalando en sus propios proyectos. Puede que se cambien las reuniones de ventas por meetings de inspiración, el tiempo lo dirá, pero lo que es seguro es que nosotros estaremos ahí para dar un poco más de sentido y pasión a esos momentos que serán únicos. Empecemos ahora, empecemos de nuevo (Cuándo nos dejen, claro está…).

Dejar un comentario