Sibaritas del wine, amantes de la adrenalina y frikis de los helicopteros : HELI WINE TOURS

Si, si, si, si! ¿Quieres sorprender a alguien con un paladar exquisito? Tour por Barcelona. Pero desde arriba. Creemos que no hay mejor plan que una ruta en un helicóptero privado para vosotros y haciendo una ruta gastronómica por varias bodegas.

Esta claro que si tu objetivo a sorprender es extranjero, quedará más que impresionado probando nuestra mejor gastronomía, subiendo en helicóptero y sobrevolando nuestro queridísimo Mediterráneo.

Es cierto eso de que España tiene rincones que vistos a escala se «maqueta» como se vería desde un helicoptero, es una vista excepcional. Y es que, tenemos paisajes y culturas de todos los estilos pero si encima puedes ir parando para realizar «tapas», «catas» o cualquier otra actividad se convertirá en la experiencia de tu vida. Sorprenderás y serás sorprendido al mismo tiempo.

Una aventura desde el punto de vista del lujo turístico y en la ciudad que prefieras. Nos ponemos a tu disposición pero perdónanos, siempre tendremos una debilidad con nuestra Barcelona, un tour por Barcelona, y desde las alturas, no tiene precio. Un ciudad mágica desde las alturas y que convertida en una «maqueta» la verás  como una alfombra de edificios, callejuelas, ramblas y jardines desde las montañas hasta las playas del Mediterráneo, cosa que ayudará a conocer la ciudad hasta el último rincón.

Gallery slideGallery slideGallery slide

Dicen que los mejores contratos se han firmado fuera de las oficinas, aprovecha este «cliché» e invita a tus mejores jefes, clientes o proveedores a descubrir una experiencia inolvidable y probar las mejores delicias de la tierra en cuestión haciendo paradas para llenar el estómago y poder continuar disfrutando del viaje desde las alturas.

Tenemos opiniones de mucha gente que ha optado por este plan, gente que aún recuerda cada uno de los momentos y que pensamos, volvería a repetir sin pensarlo dos veces

«Sin duda aquella había sido una experiencia diferente pero enriquecedora para nosotros. Y aquel viaje por tierras catalanas no había hecho más que comenzar, aunque fuera por los aires»

 

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *